Enfermedades de transmisión sexual

¡Comparte esta información!

Dr. Heriberto Montoya

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que se propagan de una persona a otra por medio de la actividad sexual, incluso por relaciones sexuales por vía anal, vaginal u oral.

Cada día, más de un millón de personas contraen una infección de transmisión sexual; la mayoría de los casos son asintomáticos.

Se estima que, anualmente, unos 374 millones de personas contraen alguna de estas cuatro infecciones de transmisión sexual: clamidiosis, blenorragia, sífilis y tricomoniasis.

Las bacterias, los virus o los parásitos que causan las enfermedades de transmisión sexual pueden transmitir de una persona a otra por la sangre, semen, fluidos vaginales y otros fluidos corporales. En ocasiones, estas infecciones pueden transmitirse de forma no sexual, como de madres a hijos durante el embarazo o trabajo de parto.

Según la información de la que se dispone actualmente, más de 30 bacterias, virus y parásitos diferentes se transmiten por contacto sexual. Ocho de estos agentes patógenos se han vinculado a la máxima incidencia de enfermedades de transmisión sexual. Cuatro de estas enfermedades se pueden curar actualmente: la sífilis, la blenorragia, la clamidiasis y la tricomoniasis. Las otras cuatro son infecciones víricas incurables: el virus del herpes simple (VHS o herpes), el VIH y el virus del papiloma humano (VPH).

  • Los signos y síntomas que pueden indicar una infección de transmisión sexual incluyen:
  • Dolor o ardor al orinar
  • Dolor en la parte inferior del abdomen
  • Fiebre
  • Llagas o protuberancias en los genitales o en la zona oral o rectal
  • Flujo vaginal inusual o con mal olor
  • Sangrado vaginal inusual
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor e inflamación de los ganglios linfáticos, particularmente en la ingle
  • Erupción en el tronco, las manos o los pies

Las enfermedades de transmisión sexual no siempre presentan síntomas. Es posible contraer infecciones de transmisión sexual de personas que parecen estar perfectamente sanas y que ni siquiera saben qué tienen una infección.

Los preservativos son uno de los métodos de protección más eficaces contra las ITS, incluida la infección por el VIH.

La importancia de acudir a consulta periódicamente se basa en poder detectar estas enfermedades a tiempo y comenzar el tratamiento adecuado, sobre todo en personas que cuenten con algún antecedentes de alto riesgo. 

Acude al medico inmediatamente si eres sexualmente activa y podrías haber estado expuesta a una infección de transmisión sexual o si tienes signos y síntomas de una infección de transmisión sexual. 

Referencias


¡Comparte esta información!
Ir arriba

¡Agendemos una cita!

MEX 686 553 4444
MEX 686 552 8900
USA 442 456 4808